Producción

PROCESO DE LA ACTIVIDAD

El proceso de la actividad objeto del proyecto se desarrollará siguiendo el presente esquema:

La aceituna se recibe en las instalaciones, siendo identificada su origen, procedencia y propietario, ya sea propia o procedente de la zona, en un silo subterráneo, Cuando está limpia y sin impurezas se pesa en la báscula continua y se recoge una muestra para realizar sobre ella el control de calidad sobre diferentes parámetros: acidez, cantidad de aceite, oxidación, así como un control visual. Estos análisis nos permitirán realizar una correcta clasificación de las mismas en función de las diferentes calidades, separándolas en silos diferenciados.Además se dispone de otra báscula estática para camiones en la parte exterior.

Tecnología aplicada: La báscula instalada dispone de un proceso informático que identifica cada pesada entre el olivicultor, la identificación de sus parcelas. y las vincula con los diferentes procesos de control administrativo de carácter interno, de manera que se inicie el proceso de trazabilidad sobre el producto en origen. En el laboratorio de control a pie de báscula se ha previsto los sistemas de análisis correspondientes.

Criterio ambiental: Una de las ventajas más importante es el establecer el criterio de proximidad entre la producción de la aceituna y su tratamiento, lo que conlleva una disminución importante del transporte, un gran ahorro de combustible, disminuir las emisiones a la atmósfera por dichos consumos, un mejor trato al fruto al poder molturar al día y no atrojar la aceituna.

Realizado el control de calidad de las aceitunas, a través de una cinta transportadora, llegan a la máquina limpiadora para realizar el deshojado/despalillado mediante un proceso de separación por ventilador de aire que permite separar las hojas y otros restos de la aceituna, para pasar posteriormente a la máquina lavadora que permitirá eliminar la tierra y los posibles restos de piedras existentes.

Tecnología aplicada:La tecnología incorporada nos permite, mediante la introducción de la aceituna en una corriente de agua sometida a burbujeo por corriente de aire, que el agua arrastre la tierra y piedras y que éstas queden en el fondo de la cuba de lavado, donde serán retiradas de forma automática.

Criterio ambiental: En esta fase de lavado se ha establecido un sistema interno de recirculación de las aguas utilizadas de manera que nos permita volver a disponer de ellas en nuevos procesos de prelavado. La separación y recogida automática por decantación de tierra y piedras nos permitirá una correcta gestión de las aguas de lavado no produciéndose ningún vertido de estas en esta fase del proceso, ya que una vez saturada su capacidad de limpieza, es decantada para diluir el alperujo.

Una vez lavadas las aceitunas y almacenadas en diferentes tolvas, las cuales disponen de mecanismos de regulación a su salida, se inicia el proceso de la molienda. La molienda se efectúa por un sistema de martillos o estrella que gira en el interior de una criba perforada y rotante en sentido contrario al de los martillos. Están especialmente diseñados para diferentes calibres y dureza del fruto.

Tecnología aplicada: En esta fase cabe destacar la utilización de un sistema de molido automatizado de diferentes velocidades y diferentes calibres y dureza de las cribas, que permite una molienda de mayor calidad, eficiencia y limpieza.

La pasta de aceituna que se ha obtenido en el proceso de molido se incorporará, por gravedad, a una serie de batidoras hidráulicas que mediante una serie de ejes con palas eleicoidales, realizan el batido para darle homogeneidad y temperatura adecuadas. La velocidad lineal periférica y central de las palas de batido está estudiada, para que su efecto en la masa de aceituna tratada, sea la de aglutinar al máximo las pequeñas partículas de aceite que se encuentran en suspensión y diseminadas en la masa recién molida. El caldeo de la masa se efectúa con agua caliente en circulación forzada, por las cámaras de calefacción periférica y siempre a temperatura controlada y constante. La dosificación de agua caliente y transporte de masa hasta las centrífugas horizontales se efectúa por una instalación hidráulica y bomba de tipo salomónico, con regulaciones de caudal controlados desde el cuadro de control. Todo el sistema de alimentación de aceitunas a los molinos, carga y descarga a los diferentes cuerpos de batido se realiza de forma automática o manual, según se disponga.

Tecnología aplicada: El proceso de batido dispone de un circuito interior de agua caliente que permitirá caldear la pasta de la aceituna a una temperatura que permita una buena extracción y una buena calidad del aceite. Mediante una bomba, se transporta la masa resultante al decantador. También se dispone de una sonda de nivel que permite que funcione de forma automática la puesta en marcha o parada de la molienda. La incorporación de agua en la masa de la aceituna se realiza a través de un sistema hidráulico en función del tipo de aceituna o de las condiciones del trabajo.

El proceso de centrifugado tiene por objeto separar el aceite oliva, del orujo y del alpechín. La masa de aceituna acondicionada en la sección de batido entra en la centrifugadora horizontal, donde sufre una separación física de sus tres componentes principales: la fase sólida (orujos), la fase líquida pesada (alpechín y agua de vegetación) y la fase líquida ligera (aceite). La fase sólida junto con los alpechines y aguas de vegetación, son transportadas por el interior del decantador hasta las toberas de salida de sólidos, situadas a una distancia del eje, inferior a las de la tobera de salida del aceite.

Tecnología aplicada: Para la centrifugación horizontal se establecen dos fases simultáneas, el arrastre de la mezcla del orujo y el alpechín y por otro lado la salida del aceite a través de la tobera al vibro-filtro, donde se limpia de las impurezas sólidas en suspensión.

Criterio ambiental: El “Alperujo”, (mezcla resultante de orujo más alpechín), tras la separación del aceite, se almacena en los silos del patio exterior. Se separa el hueso de la aceituna de la pulpa para que sirva de biomasa en la combustión de la caldera de la calefacción. Lo que no consume la caldera se almacena hasta su recogida por una empresa autorizada para su reutilización industrial, por lo que no se produce en esta fase ningún residuo sino que se convierte en subproductos de la actividad principal.

Se realiza una decantación por gravedad del aceite en decantadores florentinos de acero inoxidable de 20.000 kilogramos. El proceso de decantación separa el aceite de las aguas oleosas. Estas aguas oleosas son recirculadas en su totalidad al proceso de batido.

El aceite es almacenado en depósitos de acero inoxidable a la espera de llevarlo a la envasadora para su correspondiente envasado y comercialización.

Tecnología aplicada: El envasado se realiza mediante la incorporación de un sistema automatizado de llenado, tapado, precintado y etiquetado, que garantiza un proceso rápido e higiénico.

Criterios ambientales: Los envases empleados para la comercialización del aceite (VIDRIO y PET) permiten su reciclado una vez acabado su uso, además se dispone de su inscripción en ECOEMBES, con el número de referencia, Q1965JRI con el objeto de incorporarse en un sistema integrado de gestión de envases.

02112013-_MG_7249-300x200

IMG-20131112-WA0000-300x225

IMG-20131113-WA0005-300x168

IMG-20131127-WA0002-300x168