Propiedades y Beneficios del Aceite de Oliva Virgen Extra

aceite-de-oliva

Hoy os vamos a contar algunos de los beneficios y las magníficas propiedades del aceite de olvia virgen extra de Ribesoli. 

Disminuye el colesterol

El aceite de oliva virgen extra es un alimento fundamental en la dieta mediterránea. En la actualidad se considera un elemento fundamental para el tratamiento y la prevención de diversas enfermedades.

Según diversos estudios realizados en diversas ocasiones, se han demostrado las propiedades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra. Los fitosteroles, un grupo de esteroles que se encuentran en el aceite, reducen los niveles de colesterol en la sangre.

A esto se añade la actividad de los ácidos grasos monoinsaturados como el ácido oleico y el ácido palmitoleico. Estos, además de reducir los niveles de colesterol LDL, aumentan la cantidad de colesterol HDL bueno.

Los estudios demuestran que estas sustancias ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Las investigaciones realizadas en Francia con pacientes de edad avanzada han demostrado que el consumo regular de aceite de oliva virgen extra puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en un 41 %.

Reduce la posibilidad de un ataque al corazón en aproximadamente un 30% y disminuye la presión arterial. Los polifenoles y la vitamina E presentes en el aceite de oliva virgen extra, gracias a su acción antioxidante, ayudan a prevenir la aterosclerosis y retrasan el envejecimiento de las células.

Artritis y Osteoporosis

Todavía no están claros los mecanismos por los que funciona. Estudios recientes han demostrado que las personas que adoptan una dieta rica en aceite de oliva virgen extra, tienen menos posibilidades de desarrollar artritis reumatoide.

También se han demostrado beneficios óseos con respecto a la prevención de la osteoporosis. De hecho, parece que el consumo regular de aceite de oliva mejora la absorción de calcio por parte del organismo.

Cáncer

Como se ha informado en varios estudios, existen datos que vinculan el uso del aceite de oliva virgen extra con la reducción de algunos tipos de cáncer. Especialmente el de los pechos. Además, la mortalidad por cáncer es mayor en los países del norte de Europa que en los países mediterráneos.

Diabetes

Una dieta rica en este precioso líquido puede reducir el riesgo de diabetes 2 en casi un 50%. Se ha publicado un artículo sobre este tema en la revista Diabetes Care.

Siempre se ha pensado que una dieta rica en grasas podría aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes. Gracias a continuos estudios sobre el tema, ahora se sabe que no es la cantidad de grasa lo que afecta a nuestra salud, sino la calidad. Una dieta rica en ácidos grasos monoinsaturados como los que contiene el aceite de oliva virgen extra y los frutos secos, es capaz de proteger al organismo de muchas de estas enfermedades.

Depresión

Un estudio español afirma que una dieta rica en ácidos grasos insaturados que están presentes en el aceite de oliva virgen extra, el pescado y algunas verduras, tiene propiedades que pueden aportar beneficios en la prevención de la depresión.

Alzheimer

Un estudio publicado en Chemical Neuroscience ha demostrado que el oleocantal, la sustancia responsable del pinchazo en la garganta, tiene propiedades útiles para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Propiedades Digestivas

Se sabe que tiene efectos beneficiosos en la digestión. Se utiliza como aceite medicinal para limpiar el sistema digestivo. De esta manera, mejora el movimiento intestinal con efectos preventivos contra el estreñimiento.

Vasos de Sanguíneos

Los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen extra refuerzan las paredes celulares y aumentan la elasticidad de los vasos sanguíneos. De esta manera, hay una mayor protección para el sistema cardiovascular.

Función Cognitiva

La dieta mediterránea también es conocida por sus propiedades beneficiosas para la función cognitiva, especialmente para los ancianos y los adultos. Un estudio realizado en Francia en pacientes adultos y ancianos demostró que el uso regular de aceite de oliva virgen extra puede mejorar la memoria visual y la capacidad verbal.

El aceite de oliva virgen extra es un alimento extremadamente saludable y genuino. Tiene una alta digestibilidad que ayuda al hígado. Al mismo tiempo, regula la función gástrica y así reduce el riesgo de desarrollar una úlcera duodenal.

El aceite de oliva virgen extra se diferencia de otros aceites comestibles en que soporta las altas temperaturas mucho más que otros aceites.

Es con diferencia el más adecuado para freír, manteniendo intactas sus propiedades sin deteriorarse, soportando temperaturas de hasta 180 °.

Precisiones

A menudo se rumorea que el aceite de oliva virgen extra es generalmente más graso que otros aceites. Esto es completamente falso. De hecho, todos los tipos de aceite consisten en un 99% de grasa y por lo tanto su consumo de calorías es el mismo para todos.

Otro rumor bastante común es que soporta la pesadez del aceite de oliva virgen extra. Afortunadamente, la investigación científica ha demostrado lo contrario, es decir, que el aceite de oliva virgen extra es muy digerible.

Este prejuicio se debe probablemente al hecho de que el aceite de oliva virgen extra es muy sabroso y aromático para dar una sensación de pesadez, pero es sólo una sensación.

Aceite de Oliva Virgen Extra y Calorías

100 gramos de aceite de oliva virgen extra tienen una ingesta calórica de 884 calorías.

La DOP y la IGP de marcas registradas

El acrónimo DOP significa Denominación de Origen Protegida e indica un producto que está estrechamente vinculado a la zona de producción y, por tanto, garantiza su origen. Esta marca garantiza que todos los procesos de producción se han llevado a cabo dentro de la zona de origen.

A diferencia de la marca DOP, la marca IGP indica que al menos una de las fases de transformación ha tenido lugar en el lugar de origen.

Polifenoles

Los polifenoles son una sustancia muy importante para la conservación del aceite en sí, ya que tienen propiedades antioxidantes. Su presencia impide que el aceite se vuelva rancio y garantiza su estabilidad.

Al mismo tiempo, aportan al aceite un aroma afrutado y un amargor ligeramente picante. Numerosos estudios han demostrado las propiedades y beneficios de estas sustancias en el cuerpo humano.