Ribes Oli

EL ACEITE DE LA CASA BLANCA

Nace El Mas de la Casa Blanca: un nuevo aceite de oliva gourmet de alta calidad y ecológico elaborado a los pies de la Sierra Aitana y con aspiraciones a convertirse en el primer Aceite de Pago de la Comunidad Valenciana.

 

Hasta ahora solo conocíamos la nomenclatura de pago en vinos: producción vínicola elaborada a partir de las uva de viñas que se encuentran alrededor de una bodega determinada. En los últimos años muchas son los viticultores que prefieren huir de denominaciones de origen y buscar la autenticidad en estos pagos.

Pero en Ribes Oli han exprimido el ingenio y las aceitunas propias y han elaborado un oro líquido a partir los olivos de las 40 hectáreas que rodean su almazara. Su nombre: El Mas de la Casa Blanca

Las instalaciones se encuentran en el término de Penáguila (Alicante), a los pies de la sierra Aitana, en una planicie de clima extremo donde desde siempre se alza imponente la Masía de la Casa Blanca (nombre que ha dado lugar a la marca y que nada tiene que ver con la residencia de los Obama en Washington). Allí producen aceites de alta calidad desde el 2007 y es ahora cuando han decidido crear un aceite de oliva virgen extra de gama más alta. En su primera cosecha la producción es reducida: 5.000 botellas. Tienen el don de ser exprimidas tan sólo horas después de ser recogidas a mano de olivos de las variedades arbequina y alfafarenca. “No olvidemos que es una fruta y como tal debe tratarse. Cuando más rápido se exprime, mejor jugo da”, explica Joaquín Rives, co-propietario de la explotación.

Con tan sólo el 0’1% de acidez y las condiciones exclusivas de elaboración, reúne todos los requisitos para convertirse un aceite de pago. Sería el primero de estas características en la Comunidad Valenciana.

De momento acude casi en pañales al Salón Internacional de la Alimentación y Bebidas Alimentaria 2014 que se celebra a partir del próximo lunes, 31 de marzo en Barcelona. Será su presentación oficial, esperando la aprobación y reconocimiento de las grandes catadores de aceite de todo el país.

Ahora bien, atributos ya los tiene: frutado medio con ligeros atributos de amargo y picante. En nariz, aromas frescos de tomatera y alcachofa y en boca, suave y equilibrado con toques de almendra verde y manzana. Les puedo asegurar ,además, que sabe a montaña a naturaleza y a tradición.

CASI UN SIGLO CON LOS OLIVOS

De hecho, los hermanos José y Joaquín Ribes retoman una larga tradición aceitunera. Su bisabuelo abrió el año 1924 su almazara en Beniardá, en pleno Valle de Guadalest (Alicante). Cinco generaciones después siguen sacando el máximo provecho a la fruta del olivo, base fundamental de la dieta mediterránea. Los años y la experiencia les llevaron a probar suerte y adentrarse en las tierras de interior para producir aceites con mayor personalidad. El Más de la Casa Blanca es su apuesta de futuro y lleva camino de desbancar a su otro aceite laureado, Beniqueis, premiado el 2011 en la Feria de Nüremberg como el mejor aceite de oliva de cultivo ecológico.

En la puesta de largo de Mas de la Casa Blanca se le ha vestido con una botella de medio litro de la diseñadora de Ubeda (Jaén) Isabel Cabello. Ya sólo falta que los grandes gurús del aceite lo caten, lo valoren y lo reconozcan. Bienvenido.

fuente: http://algustodepaco.es/noticias/el-aceite-de-la-casa-blanca/